Asesoría

¿Cómo puedo saber si mi caso es de negligencia médica?

Un desenlace médico malo no significa necesariamente que haya negligencia. Incluso con el mejor de los cuidados, las cosas pueden salir mal. En general, para ganar un caso de negligencia médica, debe existir un testimonio experto independiente, a través de una peritación médica donde, además de otras cosas se pueda asegurar que el tratamiento médico aplicado no fue el razonable ni el adecuado.

La adecuación del tratamiento médico se determina generalmente en vista al:

  • Conocimiento disponible por el sanitario en el momento de la actuación
  • Estado de las prácticas médicas practicadas
  • Se debe demostrar a través del testimonio del perito médico, que la negligencia fue la causa de diversas lesiones o incluso de la muerte. Un médico puede ser negligente, por ejemplo, y no ser responsable, si la lesión o la muerte fue causada por algún otro factor.
  • Ubicación geográfica donde se produjo el cuidado (en caso de ser determinante)

¿Se considera negligencia médica un diagnóstico erróneo?

No necesariamente. La medicina no es una ciencia exacta y los errores en el diagnóstico pueden ser frecuentes.

La Ley no exige que los médicos tengan la razón en todas sus acciones, sino que estas deben cumplir con el estándar de tratamiento establecido. Es decir, habría que valorar razonablemente lo que un médico haría en la misma situación.

De ahí la importancia de disponer de un dictamen contundente, elaborado por un Perito Médico, que dé luz sobre el asunto.