¿Qué es un Peritaje?

El objetivo de la Pericial Médica es el de servir como análisis de la situación actual, para brindar información acerca del diagnóstico, tratamiento, seguimiento o cuidados aplicados. Se podrá detectar si ha existido algún tipo de negligencia médica en el proceso (mala praxis), y se delimitarán los daños sufridos en el sujeto.

El Procedimiento seguido por un Perito Médico depende de forma muy importante del caso y de las características del mismo. Variará mucho de tener unas circunstancias a otras. Una Pericial Médica, se desarrolla a lo largo de 8 fases:

  1. Solicitud de revisión del caso.
  2. Estudio de la reclamación, de los antecedentes y de las posibles circunstancias (incapacidad laboral temporal o permanente, invalidez, etc)
  3. Revisión de posibles informes Médicos previos
  4. Revisión de Peritajes Médicos previos
  5. Realización de nuevas pruebas (si es necesario)
  6. Realización del dictamen Pericial
  7. Arbitraje o Medicación por parte del Perito Médico (si es conveniente)
  8. Defensa en sede judicial del Peritaje Médico

Los Peritos Médicos de PJG emplean las herramientas y metodologías adecuadas para cada caso para la realización de la Pericial Médica. Entre las que podemos destacar:

  • Entrevista Personal. Conocer de mano del paciente (o familiares) los antecedentes del caso.
  • Técnicas objetivas. Historial médico, pruebas realizadas como mamografías, radiografías, rayos, biopsias, etc. que nos de datos objetivos para conocer el historial clínico.
  • Técnicas subjetivas. Fruto de las entrevistas personales y del reconocimiento del propio Perito Médico.

Los principios bajo los que se realiza la Pericial Médica son los siguientes:

  1. Imparcialidad. El Perito Médico analiza los hechos con independencia respecto a quien le contrate, sin implicaciones afectivas o económicas de por medio.
  2. Veracidad. Se busca la verdad objetiva, basada en metodologías y estudios médicos concluyentes. Debe por tanto existir un respaldo bibliográfico que soporte las conclusiones a las que el experto médico ha llegado.
  3. Honestidad. El Perito Médico permanece ajeno a cualquier interés ilegítimo en las evaluaciones que se le encomienden. Además debe haber honestidad en cuanto a los conocimientos y experiencia del propio Perito, rechazando Peritajes que se salen fuera de este área.
  4. Confidencialidad. Los resultados de las evaluaciones y estudios deben ser privados, y debe existir confidencialidad salvo a la hora de presentarse en el juzgado.